Chip de Identificación

Chip de identificación mascotas

 

¿Qué es el Chip de Identificación?

Chip de Identificación o Microchip

Se trata de un pequeño circuito electrónico integrado en una cápsula de vidrio biocompatible, que se coloca bajo la piel del animal.

El chip tiene el grosor de un grano de arroz y su longitud no supera el centímetro y medio. No utiliza pilas ni tampoco partes móviles, por lo que su duración es ilimitada. Sirve para toda la vida del animal.

El microchip lleva grabado un código único, inalterable e irrepetible que identifica permanentemente a la mascota.

 

¿Para qué sirve?

Identificación

Es un pequeño dispositivo electrónico de identificación de animales que consiste en una cápsula biocompatible que puede ser implantado bajo la piel del animal y permite asignar un número único de identificación, al cual se ingresan todos los datos necesarios para la identificación de la mascota y de su propietario.

De este modo y como resultado, si un perro se extravía o es robado las autoridades podrán saber quién es la persona responsable del animal y ponerse en contacto con ellos, finalmente.

Hoy muchos municipios se encuentran implementando el registro electrónico de mascotas utilizando nuestro Registro Nacional de Mascotas Busca-Pet, lo que permite a ellos llevar un registro de las mascotas y propietarios de la comuna.

 

¿Cómo se Implanta?

Inyección

El dispositivo se introduce bajo la piel mediante una simple inyección con una aguja especial. El émbolo dispone de una cuña para empujar la cápsula. Siempre se inyecta en la misma zona del cuerpo, en la parte izquierda del cuello, para facilitar su localización en el momento de la lectura.

El implante se lleva acabo sin necesidad de anestesia y sin causar ninguna molestia al animal.

Cada microchip tiene un código único que, una vez inyectado, quedará asignado al perro.

Tras implantarlo, el veterinario rellena una ficha en la que se incluyen todos los datos del propietario y del animal, junto con el código asignado en un principio.

A su vez, estos datos son remitidos a los servicios municipales de cada localidad, que son los que se encargan de elaborar el censo canino como resultado.

 

¿Cómo se lee?

Lector de Radiofrecuencia

Mediante un lector de radiofrecuencia que al acercarlo al animal emite una señal que emite la energía necesaria al microchip para que éste devuelva el código que lleva grabado.

El lector recibe la señal y muestra el número de código en la pantalla. Al introducirlo en el ordenador aparecerán los datos del propietario.

Si el animal cambia de dueño, o si varía algún dato relevante, la información se modifica en los archivos, sin necesidad de extraer el microchip.

 

¿Dónde implantarlo?

¡En Veterinaria Mirador lo implantamos!

Si tienes más consultas o te decides a poner el implante a tu mascota, ven a visitarnos.